TESTIMONIOS

Mario Layunta

Mario Layunta

(Eixample, Barcelona)

Txetxu-Garcia---Barcelona-2

Txetxu Garcia

(Sagrada Familia, Barcelona)

Conocí a Marc Rivero cuando me llamaron para realizarle un video spot sobre sus entrenamientos. El mundo del ejercicio era bastante desconocido para mí, así que antes de realizar dicho anuncio, decidí probar por mi mismo sus servicios y ver así su manera de trabajar para poderlo transmitir

Fueron semanas de duro entrenamiento y de llevar una dieta controlada. Y bajo mi punto de vista, puedo decir que Marc Rivero es un gran entrenador personal. No es aquel tipo de entrenador que te manda a hacer ejercicio y ya… no, Marc Rivero es un guía en todo el momento, un maestro y un amigo. Aquél que está todo el rato contigo para que no te hagas daño, que te supervisa en todo momento, que te anima y que jamás te trata mal. Y creo necesario este tipo de persona en una rutina de entrenamiento, ya que la motivación que ejerce, las recomendaciones y el control rutinario, son factores muy importantes para estar saludable y estar en forma y sin duda, Marc Rivero es la persona adecuada para ello.

No os perdáis la oportunidad de poder entrenar con él, ¡porqué no os defraudará!

Pedro

Piotor

(Tibidado, Barcelona)

Me llamo Pedro, y soy el dueño de La Basilica Galeria de Barcelona. Hace más o menos 3 meses me encontré en la calle con un amigo que no veía hacía mucho tiempo, siempre estuvo gordito, simpático, pero gordito, pero esta vez mis ojos no podían creer lo que veían, estaba guapísimo, adelgazó mucho, se estiró. Primero le dije que si se había operado todo el cuerpo, pero ahora entiendo porque ha mejorado tanto. Me respondió, que había contratado un entrenador persona y, por fin me puse las pilas, conocí a Marc que es personal trainer y me está cambiando la vida.

Os podéis imaginar mis ojos brillando más que nunca, cuando tienes en frente el primer gazpacho de temporada o tu pastel favorito, lo único que deseaba en ese momento era contactar con este famoso Marc que cambia la vida de las personas. La verdad que lo necesitaba, quizás no para cambiar mi vida, sino, más bien para perder algunos kilos 8/10 y aprender a hacer ejercicio a mis 36 años, pero nunca es tarde, mejor tarde que nunca. El gimnasio me pareció siempre una pérdida de tiempo, pero cuanto más tiempo perdía sin ir al gimnasio más kilos se pegaban a mi cuerpo…a pesar que iba a correr de vez en cuando, pero ya sabéis como es, sin una rutina, complicado.

Así que, enseguida contacte con Marc y quedamos al día siguiente. Primera cosa buena: que no es un típico musculoca, sé que suena gracioso, pero si te entrena un típico musculoca, así te quedaras, te recomendará pastillas y cosas no muy buenas. Yo soy anti pastillas y todos estos fármacos, ya que vi muchos amigos que los tomas y no me gusta nada el aspecto que les dan. Prefiero estar gordito que lleno de cosas raras.

Por suerte Marc nunca insinuó tomar algo de estas cosas. Las primeras clases fueron duras, mi cuerpo se resistía, pero gracias a la paciencia de Marc (un día hasta le pregunté si tomaba tranquilizantes para aguantarme jejeje). Después de 2 meses y 3 clases a la semana ya estoy levantando buenos pesos, me siento muchísimo mejor, perdí centímetros en la talla. Lo peor de todo es que voy con ganas al gym para ver a Marc y esto nunca hubiera imaginado que me pasaría…como cambian las cosas. Como hablo mucho y le pregunto a Marc miles de cosas, me enteré que no es solo entrenador sino también licenciado en “alimentación” y me dio buenos consejos (sí que ayudan mucho para mantenerme, no siempre es fácil decir “no” al postre, pero, como es una “dieta” personalizada, es bastante fácil llevarla.

Otra sorpresa era cuando me enteré que Marc también es profesor de tenis, esto ya era el colmo, puesto que de pequeño jugaba al tenis y mi deseo era volver a tocar la raqueta, así…sin pensarlo dos veces tenemos a parte de 3 horas a la semana del gym, 2 horas de tenis , mis sueños se están cumpliendo. Cuando Marc me pidió escribir algunas palabras sobre su trabajo, pensé…no, no, no, no!!!! Si escribo bien sobre él, más gente va a quererlo y no tendrá tiempo para mí, pero, lo bueno hay que compartirlo. Así que…espero que no le agobiéis demasiado y no me quitéis mis horarios.

¡Gracias por ser como eres Marc!