EJECUCIÓN

Nos ajustamos el banco de tal forma que el apoyo frontal nos quede a la altura del principio bajo del esternón. La espalda la mantendremos recta, sin perder la posición neutra de la lumbar, los pies bien apoyados en el suelo.

Cogemos las asas de la máquina, inspiramos y traemos el peso hacia nosotros, sin que los codos sobrepasen los 90-100º. Volveremos hasta casi la posición inicial manteniendo el pecho fuera y la posicón de la espalda que hemos dicho anteriormente, para evitar que el peso haga vencer los hombros hacia delante en el recorrido de vuelta.


ERRORES COMUNES

Utilizar un peso muy elevado: si la carga es muy elevada seguramente no lleguemos a realizar el recorrido completo quitando efectividad al ejercicio. Por eso, utiliza pesos razonables para poder realizar este movimiento de forma segura y más efectiva.


Invertir la respiración: En todos los ejercicios de tracción, como éste, debemos inspirar al traer el peso y no al soltarlo, nos permitirá llevarlo con más facilidad.