EJECUCIÓN

Una vez cargada la barra (usaremos la recta) la cogeremos con la palma de las manos mirando hacia abajo (pronación) a la altura de los hombros. Es importante a la hora de ir a cogerla al suelo no doblar la espalda, sino bajar flexionando las rodillas y sacando el culo hacia atrás.

En caso de mover mucho peso podemos ayudarnos de los «straps»; «agarraderas» para evitar cansar las muñecas y poder enfatizar en el músculo que vamos a trabajar.

Partiremos de posición de piernas flexionadas, separadas a la altura de la cadera, sacando culo hacia atrás. Inspiraremos para realizar la subida, sin sobrepasar los 100º en concéntrica, y bajaremos sin dejar que el peso nos haga vencer los hombros.


ERRORES COMUNES

Utilizar un peso muy elevado: si la carga es muy elevada seguramente no lleguemos a realizar el recorrido completo quitando efectividad al ejercicio. Por eso, utiliza pesos razonables para poder realizar este movimiento de forma segura y más efectiva.


Invertir la respiración: En todos los ejercicios de tracción, como éste, debemos inspirar al traer el peso y no al soltarlo, nos permitirá llevarlo con más facilidad.