EJECUCIÓN

Este ejercicio podemos hacerlo en casa, en el gimnasio, en cualquier lado en el que dispongamos de una superficie elevada. Para los iniciados/as lo recomendado es empezar con inclinaciones no inferiores a los 60º. De todos modos este ejercicio se aprende deprisa y las mejorías en cuanto a inclinación son rápidas.

Nos apoyaremos sobre los antebrazos en el relieve de la superficie elevada, podemos colocar una toalla o algo acolchado si notamos dolor o molestias. Los pies deben estar juntos a una distancia que nos permita dejar caer el peso en los antebrazos y estar rectos y alineados.

Una vez apoyados en dicha posición, apretaremos el abdomen como si tratáramos de que el ombligo se metiera hacia dentro, soltaremos el aire y aguantaremos en esa posición de forma isométrica (continuada) durante 7 segundos. Una vez pasados, relajaremos el abdomen volviendo a la mitad del recorrido (como si sacáramos el culo hacia atrás) durante 1 segundo y volveremos a repetir la ejecución. Tantas veces cómo se nos indique en nuestra tabla de entrenamiento.