EJECUCIÓN

Para este ejercicio usaremos una barra recta. Intentaremos realizarlo en una jaula por seguridad, sino siempre podemos empezar el recorrido desde el suelo aunque según qué pesos pueden comprometer nuestra lumbar.

En caso de manejar pesos pesados (10 kgs pueden ser pesados para una persona que empieza) podemos utilizar los famosos «straps» o «agarraderas» lo cual nos permitirá quitarle carga a las muñecas.

Cogeremos la barra con las manos mirando al suelo en pronación separadas a la altura de la cadera. Es importante tener presente que el ejercicio trata de bajar ese peso a un poco menos de la rótula, con una ligera flexión de rodillas. La clave para poder hacer el ejercicio correctamente y no flexionar del todo es sacar el culo hacia atrás, como si quisiéramos tocar «una pared que tuviéramos a medio metro».

Una vez hemos bajado, manteniendo el torso fuerte para que el peso no nos haga vencer los hombros hacia delante, será volver a subir apretando glúteo al final para descargar la presión de la zona lumbar. Soltaremos el aire al final del recorrido.


ERRORES COMUNES

Utilizar un peso muy elevado: si la carga es muy elevada seguramente no lleguemos a realizar el recorrido completo quitando efectividad al ejercicio. Por eso, utiliza pesos razonables para poder realizar este movimiento de forma segura y más efectiva. Teniendo en cuenta que es un ejercicio que implica zonas muy comprometidas de nuestro cuerpo. Debemos tener mucho cuidado.

Mal recorrido: Es un ejercicio que cuando se empieza a practicar no es fácil de ejecutar. Tenemos que intentar no flexionar las rodillas hacia delante, manteniendo la bajada en el mismo eje. Lo que hará que suba y baje la barra no serán nuestras manos o brazos sino el movimiento de alejar el glúteo hacia atrás.