EJECUCIÓN

Para iniciar el ejercicio es necesario que la espalda y glúteo queden bien apoyados en el respaldo de la máquina guiada. Los pies deben apoyarse en suelo. Con las manos debemos tomar los agarres de manera que las palmas miren hacia dentro.

Para evitar hiperextensión de hombro hay que pisar la palanca ubicada en los pies para poder así coger los laterales sin sufrir daños.

Una vez en la posición correcta, cogeremos aire y llevaremos los brazos de posición horizontal a vertical de forma que las manos prácticamente lleguen a tocarse al final del recorrido, espirando el aire en el mismo. No debemos despegar las escápulas del banco, de forma que el pecho quede hacia fuera.

ERRORES COMUNES

Despegar escápulas: Normalmente cuando el peso nos supera y no podemos mantener la espalda bien apoyada, las escapulas se despegan del banco y los hombros se nos van hacia delante con lo que perdemos eficacia en la contracción del pectoral.