Los Abdominales

¿Supongo que los conoces no? ¿Quién no ha oído hablar de ellos?. Posiblemente mucha gente no los haya visto jamás en su propio cuerpo a pesar de hacer miles de ejercicios y repeticiones al año. Cuando hablamos de abdominales siempre nos vienen estas preguntas a la cabeza:


¿Cómo trabajarlos?

¿Cómo hacer que se marquen?

¿Qué ejercicios hacer?






Seguramente mis palabras puedan sonarte a broma y generen cierta controversia, pero no, no es ninguna broma. ¡NO ES NECESARIO HACER ABDOMINALES! para tener un abdomen marcado, y yo soy el vivo ejemplo de mis palabras, ¡YO NO HAGO ABDOMINALES!


¿Te parecen de mentira?


Hay una frase que describe perfectamente el sentido de lo que digo: ¡Los abdominales se consiguen en la cocina!




Olvida esas series tortuosas para tu lumbar y tus cervicales en las que pierdes más de lo que ganas, y céntrate en alimentarte de forma correcta y en utilizar ejercicios menos lesivos y más productivos.

El grosor del recto abdominal es como el de una hoja de papel, tiene muy pocos mm de grosor, es un músculo que trabaja al unísono, sería imposible hacer que trabajara una parte del mismo sin que se activara todo él.





Por consiguiente, la única forma de hacer que se vean las inscripciones tendinosas (los abdominales) es mediante una buena dieta, combinada con ejercicio general para aumentar el gasto calórico y con paciencia, ten por seguro que los tienes allí, solamente están tapados.


Si miramos más profundamente, y dejamos de lado el hecho de que se marquen las inscripciones tendinosas, si que podríamos tratar de reforzar lo que es el CORE (núcleo)


El “CORE” es un concepto funcional que engloba la integración de tres sistemas cuyo óptimo funcionamiento garantiza la realización de tareas con una mayor eficacia y seguridad a nivel raquídeo, permitiendo adecuados niveles de estabilidad y control del movimiento.



LOS TRES SISTEMAS SON



Muscular

Sistema activo constitudo por 29 músculos

Osteo-Ligamentoso

Sistema pasivo, constituido por vértebras, discos y ligamentos de la columna

De control neural

Recibe y envía la respuesta adecuada, anticipando o respondiendo





Se puede trabajar la activación/desactivación del transverso abdominal tumbado en el suelo con un pie estirado y otro flexionado.

Se trabajan todos los estabilizadores cuando hacemos ejercicios depie que nos obligan a tener estabilidad para no caer y poder hacer fuerza.

Puedes hacer trabajos isométricos como planchas o ejercicios en grupo.

¿Quieres comprobarlo?

Siéntate en un taburete sin respaldo, una fitball o simplemente mantente en pie, con los ojos cerrados y con el único objetivo de evitar que nada haga que pierdas tu estabilidad y caigas. Pide a un amigo/familiar que intente desequilibrarte (sin excederse de fuerza) desde cualquiera de los 4 costados (360º)

Verás que para que tu cuerpo no pierda la posición, tendrás que activar diversos músculos de la zona anterior o posterior de tu cuerpo para contrarrestar esa fuerza externa. ¡ENHORABUENA, YA ESTAS TRABAJANDO EL CORE!



En el caso de las embarazadas haré un post dónde explicaré como y hasta cuando es posible hacer ejercicios relacionados con la zona abdominal, debido a que las paredes abdominales se separan durante el embarazo y resultaría perjudicial.