Los diez mandamientos

Se que mucha gente ve las dietas como algo raro. ¿Qué es eso de contar calorías, pesar la comida y ver que alimentos ingerimos?. Todo esto es en parte culpa de la mala cultura en cuanto a hábitos alimenticios, solo hay que ver el aumento insaciable de enfermedades derivadas de una mala alimentación.

Desde mi punto de vista lo RARO debería de ser los hábitos actuales donde empresas multimillonarias hacen lo posible por seguir aumentando sus ingresos a costa de nuestra salud, creando productos denominados “saludables” pero que en el fondo no lo son.

Si realmente estas dispuesto a cambiar tu forma de vida e intentar comprender como funciona tu cuerpo, los 10 consejos que te daría para que formen parte de tu vida serían estos:






1- Ver la comida como el combustible para tu cuerpo y tu mente.

Esta claro que comiendo sano se puede disfrutar, y se pueden hacer muchas recetas perfectamente saludables que te harán ver que no solamente se encuentra el placer en un donut o cualquier otro producto refinado.




2- ¡Nada de picar entre horas!.

Es muy importante que ya comas 4 u 5 veces (que serían desde mi punto de vista las recomendadas) respetes las horas de entre medio. Por poco que comas, todo suma, y granito a granito se hacen montañas.







3- Beber entre 2 y 3 L de agua diaria

Somos más de 70% de agua, necesitamos el agua para vivir y sobretodo para poder asimilar mejor los alimentos. Se que muchos pensaréis; “No tengo sed”; “No me apetece beber agua en invierno” etc. Mi consejo es que tengáis una botella de 1.5L siempre cerca, para ir dando tragos . Así sabrás exactamente cuanto has consumido y recordarás que debes beber.




4- Dormir 7-8 horas al día.

Posiblemente el más fácil a seguir. ¡A nadie le amarga dormir! Y quién más o quién menos las duerme.







5- ¡Que cada entreno sea siempre el más importante!

Ya entrenes una vez a la semana o todos los días, has de darlo todo en cada entreno. Generalmente todos tenemos grupos musculares o actividades preferidas, pero el cuerpo no entiende de eso a la hora de mejorar. Trabaja cada grupo como si fuera el que más te gusta y siente ese trabajo, no hay nada más gratificante que saber que lo has dado todo en ese momento. ¡DISFRUTA TU ENTRENAMIENTO!




6- ¡Ser perseverante!

Considero que la clave reside ahí, en tu perseverancia, en tu voluntad y en tu sacrificio. En saber que lo que estas haciendo cambiará tu vida y te hará estar y sentir mejor contigo mismo. Cualquier persona puede ser perseverante, solo ha de desearlo.










7- Aprende a decir ¡NO!

Esta es otra cosa que no solo mejorará tu día a día con la dieta sino tu actitud como persona, muchas veces por miedo, incomodidad, por no querer hacer sentir a otras personas mal, nos obligamos a hacer cosas que en el fondo no deseamos. ¡DI QUE NO!

Tu eres dueño de tu cuerpo y tu tiempo, haz con él lo que sea mejor y no temas lo que puedan pensar.




8- Tener siempre una meta u objetivo

Es primordial, si queremos mejorar, tener siempre un objetivo o una meta en mente, a corto o largo plazo, o en ambos. Yo por ejemplo me marco pautas para books, o para competiciones, eso ayuda a que mentalmente siempre pueda tirar un poco más, porque sé que si no lo hago, otro lo hará y será mejor que yo. Ya sea una boda, el verano, una mejora de tu composición corporal, cualquier escusa es buena para tener un motivo para hacerlo.










9- Tu mente es la clave

Como bien he dicho antes, hay que ser perseverante y tener una voluntad de hierro, pero todo eso lo lleva a cabo nuestra mente, nuestra mente es la que nos permite dar un poco mas, o incluso dar el doble de lo que pensamos que podemos dar. Aunque nos sintamos cansados, o derrotados, o pensemos que nuestro cuerpo ha llegado a su fin, no es así. Muchas veces nuestra mente es la que nos hace creer eso. ¡LA MENTE SE CANSA ANTES QUE EL CUERPO!




10- Esto es un estilo de vida

Me he encontrado con muchos casos en los que me preguntan; ¿Hasta cuándo debo hacer dieta? ¿Cuando podré volver a comer pizzas, dulces, etc.? En estos casos hay que ser delicado con la respuesta, pero esta claro que si volvemos a los malos hábitos, volveremos a los mismos problemas que nos hacen buscar a alguien que nos guie y nos ayude. Claro esta que uno puede tener caprichos semanales, no es necesario ser estricto de por vida minuto a minuto, pero hay que tener claro que no pueden ser hábitos que entren a formar parte de nuestro día a día.