Desmintiendo Mitos (PARTE 1)

El miedo de muchas mujeres a ganar volumen muscular por ejercitarse en el gimnasio es totalmente infundado. ¿Por qué digo esto? Porque las mujeres son muy diferentes físicamente a los hombres. En las mujeres “los músculos se vuelven más firmes y se muestran bajo la capa de tejido adiposo entre el músculo y la piel de una forma suave y poco discernible, suficiente para darle un delicado moldeado a la forma” en palabras de Eugene Sandow (Sidney Mail, 22 Oct 1902). En cualquier caso, aquí tienes una lista de los mitos más populares que circulan en relación a las mujeres y el gimnasio:.






1- El entrenamiento con pesas te vuelve grande y masculina.

Probablemente la mentira más grande. En general, las mujeres no son capaces de desarrollar masa muscular de la misma forma que los hombres, debido a varios factores fisiológicos. Necesitarían combinar genética, entrenamientos intensivos a largo plazo, dieta estricta y suplementos (legales o no…).




2- Los hombres entrenan, las mujeres tonifican.

Para ser rigurosos en el entrenamiento de fuerza, eliminemos el término “tono muscular” de nuestro vocabulario. Levantar muy poco peso durante cientos de repeticiones es malgastar tiempo y energía, y no estresas apenas el músculo como para fortalecerlo. No existe la “tonificación”, tenemos masa muscular, incremento de fuerza y pérdida de grasa. No hay más. Para poder vernos "tonificados" solamente debemos eliminar la capa de grasa que existe entre el músculo y la piel.










3- Los músculos crecen de diferente manera dependiendo de cómo los trabajes.

Si trabajas con pesos altos ganas volumen, si trabajas con pesos bajos y altas repeticiones simplemente tonificas, ¡ERROR! Los músculos sólo crecen de una manera, y dependerá del género y la genética de cada uno, las variaciones en repeticiones están más enfocadas a diferenciar, si el entreno es para conseguir fuerza (neural), hipertrofia (estructural), o definición (metabólico), pero en cualquiera de ambos el músculo sigue mejorando, porque lo que generamos son adaptaciones musculares.



4- ¿Como realzar los pechos o glúteo?

Por desgracia, la fuerza de la gravedad existe, por más que trabajemos pectoral, no conseguiremos realzar los pechos femeninos, ya que la grasa no se puede tonificar, e incluso haremos que se vean menos si no compensamos con buenos ejercicios de espalda. La única forma de poder realzar un poco los pechos que no sean sujetadores u operación, es trabajar espalda para corregir la postura y poder hacer así que aparentemente se vean más altos.

Con el glúteo pasa algo similar, en función de nuestra procedencia étnica, tenemos un sacro más o menos elevado con lo que europeos, asiáticos, y africanos jamás tendrán la misma prominencia de glúteo. Pocas asiáticas habrás visto culonas, y pocas chicas de color habrás visto con un culo plano, los europeos estamos entre medio.











5- Mientras más se transpira, más grasa se quema.

Es totalmente falso, Con la transpiración sólo se está eliminando líquido del organismo como resultado de la actividad aeróbica moderadamente intensa. Ese líquido se recupera cuando se vuelve a ingerir agua o alimentos que la contienen.




6- Hacer deporte por la mañana te hace perder más calorías.

Quemamos exactamente el mismo número de calorías a las seis de la mañana y a las seis de la tarde; es más, el rendimiento físico suele verse reducido por la mañana porque la temperatura corporal está en su momento más bajo y los niveles de vitalidad también.







7- Estirar no siempre es bueno.

Hay mucha controversia sobre si es necesario estirar o sobre si esto nos ayudara con nuestras contracturas y problema. Lo que sí se puede afirmar en resumen es: que no se debe estirar en caliente, no se debe forzar, ni llegar al dolor, mantener la respiración relajada, mejor sin rebote, y evitar los músculos muy doloridos.




8- Comer fruta por la noche engorda.

Las calorías de la fruta son las mismas por la mañana, por la tarde y por la noche, es cierto que por la noche antes de dormir se hace menos actividad física que por la mañana, pero no para todos los casos es negativo. Incluso cuando dormimos necesitamos energía para sobrevivir, y el cuerpo consume calorías, todo dependerá del computo global de la dieta para que el tomar esa fruta nos engorde o no.












9- Solo haciendo pesas voy a ponerme fuerte

Otro mito muy extendido: mucha gente se apunta al gimnasio pensando que solo con eso van a conseguir un cuerpo 10, pero nada más lejos de la realidad. Tu cuerpo mejorará, ganarás fuerza y quizá un poco de músculo, así como resistencia, pero si no comes bien la ganancia muscular será casi nula e incluso puedes tener pérdidas si comes muy poco.

Por el contrario si comes demasiadas grasas no te servirá de nada el gimnasio si vas para adelgazar. Hay gente que come muy mal y se apunta al gimnasio pensando que por hacer una hora de cardio puede atiborrarse a comer todo lo que quiera.




10- Tomo batidos de proteínas, soy el rey del gym

Olvídate de esto. Los batidos son solo un suplemento, y por solo tomar batidos no vas a conseguir grandes resultados. Como ya comentamos en varios artículos, los batidos de proteínas deben acompañarse de una buena dieta rica en carbohidratos y proteínas y de un buen entrenamiento.